Escribiendo una historia interactiva. Capítulo 2.

Vale, aquí estamos. Sí, ya lo sé, no he hecho nada en los últimos ocho días.

Bueno, si le echo algo de cara… puedo decir que he estado pensando qué historia contar. Porque esta segunda entrada es para decidir qué vamos a escribir, qué queremos contar.

Recordemos, solo tenemos una exigencia: terminar el proyecto. Y para conseguirlo no vamos a contar la historia más enrevesada y complicada del mundo. No queremos meternos en una historia que se nos complique, meternos en callejones sin salida de los que no sabemos cómo salir y finalmente abandonemos el proyecto porque se ha convertido en algo tan grande que nos da pereza incluso empezarlo…

Queremos todo lo contrario: una historia sencilla con un final claro. Una historia fácil de escribir, con unas pautas muy marcadas, que por mucho que nos volvamos locos y empecemos a crear bifurcaciones; tengamos un final al que saber cómo llegar. Bueno, me conformo con menos, tener un final… o varios.

Basándonos en estas premisas. ¿Qué historia podemos contar que no sea demasiado complicada y nos dé un final? Una historia común, de un hombre común. ¿Y el final? El final en letras mayúsculas: la muerte. Del que no haya escapatoria ni vuelta atrás.

Vale, ya tenemos algo; la historia de un hombre al que le comunican que va a morir. Enfermo terminal, con un mes de vida, quizás algo más. Y que en sus últimos días de vida cada decisión que tome significará un “hasta nunca” y no un “vale, nos vemos otro día”. No, cada decisión significará hacer una cosa (y no otra) por última vez en su vida.

Lo primero que me atrajo cuando pensé en la historia fue la idea de tener 30 días de vida y tomar una decisión cada día. Un árbol de ramificaciones completamente abierto, con dos o tres decisiones por día que variaría por completo la historia. Lo segundo que pensé: esto es una locura. Con solamente dos decisiones por día llegaríamos a tener… ni idea, incalculables finales*…

Así que vamos a poner los pies en el suelo y estructuraremos la historia en diferentes temas. Los conjugaremos entre ellos, reduciremos considerablemente la toma de decisiones y controlaremos mejor la historia.

¿Cómo empezamos a estructurar la historia y la conjugamos entre ella? ¿En una historia interactiva? No tengo ni idea. En la siguiente entrada abordaremos el tema. Mejor o peor, pero nos pondremos a ello.

*creo que salen más de 1000 millones de finales. ¿Es posible o soy un negado en matemáticas?

Anuncios

Comenta y comunica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s